The News
Saturday 13 of April 2024

Niveles de glucosa en diabéticos: ¿qué es lo considerado normal?


Fuente: Pixabay,Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay,Fuente: Pixabay
Entender los niveles de glucosa en diabéticos es crucial para quienes enfrentan esta realidad día a día.

Esto hace referencia a la interacción particular del cuerpo con el azúcar en la sangre. Este equilibrio es delicado y se ve influenciado por diversos factores, desde la dieta y el ejercicio hasta el estrés y otras condiciones médicas. 

¿Te has preguntado cuáles son los valores considerados normales? Sigue leyendo para saber más sobre la glucosa en diabéticos

Primer paso: entender la relación de la glucosa y la Diabetes

Primero, hay que tener claro que el cuerpo humano, para funcionar adecuadamente, necesita energía. Esta energía proviene principalmente de los alimentos, que se transforman en glucosa y luego se distribuye por todo el cuerpo a través de la sangre.

En una persona sin Diabetes, el páncreas produce una hormona llamada insulina que ayuda a que las células del cuerpo utilicen este monosacárido. Sin embargo, en quienes sí viven con esta enfermedad, hay una interacción diferente entre la insulina y la glucosa.

Ahora, ¿qué pasa en el caso de las personas con Diabetes? Para entenderlo, es fundamental reconocer los diferentes tipos de esta afección y cómo impactan en los niveles de azúcar:

  • Diabetes tipo 1:

Es una condición autoinmune, lo que significa que el sistema inmunológico ataca por error las células del páncreas que producen insulina. Como resultado, el organismo deja de producir esta hormona esencial para regular la glucosa en la sangre. 

Quienes tienen el tipo 1 necesitan inyecciones de insulina diariamente o una bomba de insulina para mantener sus niveles de azúcar equilibrados, y así poder llevar una vida plena y saludable.

  • Diabetes tipo 2:

Esta variante es más común y se presenta generalmente en adultos, aunque también puede aparecer en jóvenes. En estos casos, el páncreas no produce suficiente insulina o, lo que es más frecuente, el cuerpo desarrolla resistencia a ella. 

Esto significa que las células no responden adecuadamente a la insulina que se produce. Aunque en algunos casos se puede requerir insulina externa, a menudo se maneja con cambios en la alimentación, ejercicio y medicamentos orales.

Ambos tipos de Diabetes llevan a tener niveles elevados de glucosa en la sangre si no se controlan adecuadamente.

Fuente: Pixabay

¿Cuál es la glucosa normal en diabéticos?

Esta es una de las preguntas más frecuentes. Los niveles ideales de glucosa pueden variar según cada persona y su condición específica. Sin embargo, generalmente se considera que:

  • En ayunas (sin haber comido en las últimas 8 horas): debería estar entre 70 y 130 mg/dL.
  • Después de comer: menos de 180 mg/dL, dos horas después de haber empezado a comer.

Estos rangos pueden variar y deben ser consultados y personalizados con el médico tratante. Es importante recordar que sólo un especialista puede determinar los niveles óptimos de glucosa en diabéticos para cada caso en particular.

Importancia del monitoreo y el control

El monitoreo constante es la herramienta principal para quienes viven con Diabetes. Saber cómo se encuentra la glucosa en el cuerpo permite tomar decisiones sobre alimentos, actividades físicas y, si el especialista lo considera necesario, medicamentos.

Algunos consejos para un monitoreo adecuado son:

1. Consultar al médico

No estamos solos en esto. Aunque el monitoreo diario y la adaptación de hábitos dependen de cada individuo, siempre es vital tener el respaldo de un especialista. 

El médico, con su experiencia y conocimiento, te brindará asesoría específica, resolverá tus dudas y te orientará en caso de observar valores fuera de lo común. Además, te ayudará a entender mejor tu condición y cómo adaptarte a ella de la mejor manera posible.

2. Establecer una rutina

Crear una rutina es el primer paso para el manejo adecuado de la glucosa en el cuerpo. Al establecer momentos fijos del día para medir los niveles, es más sencillo detectar fluctuaciones. Esto, a su vez, te permite identificar qué momentos del día son más propicios para ciertas actividades o comidas, y así adaptar tu día a día para mantener un equilibrio.

3. Registrar los resultados

La memoria es frágil y, ante tantas actividades diarias, es fácil olvidar un valor ocasional. Por ello, llevar un registro diario, ya sea en un cuaderno, en una app especializada o incluso en notas en tu celular, es indispensable. 

Esta bitácora te permite observar tendencias a lo largo del tiempo. Además, te da la posibilidad de relacionar los picos o bajones de glucosa con eventos específicos, como una comida especial o un día de mayor actividad física.

Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay

Vivir con Diabetes significa entender y monitorear constantemente los niveles de azúcar en el cuerpo. Saber cuáles son los niveles de glucosa en diabéticos es esencial para llevar una vida saludable y plena. Siempre recuerda que, frente a cualquier duda o inquietud, tu médico es tu mejor aliado.